Club de las Ciencias Forenses

Club de las Ciencias Forenses

Es para nosotros un honor y un placer comenzar las publicaciones en el Club de las Ciencias Forenses con el resumen de este artículo que presenta la investigación llevada a cabo por R.M.Morgan del University College of London y G. Davies, F. Balestri y P.A.Bull de la Universidad de Oxdord.

El análisis del polen en la escena del crimen está teniendo una importancia, cada vez mayor sobre todo en aquellos casos relacionados con la falsedad documental. Así, los autores de este artículo realizaron tres experimentos para establecer hasta dónde llega el potencial del análisis palinológico forense en los casos de falsificación de documentos sospechosos.

En el primero de los estudios, se probaron seis tipos diferentes de papel y nueve tipos distintos de tinta (n = 54), llegando a la conclusión de que la mejor retención de partículas de polvo UV fue la que se produjo en el uso del bolígrafo (tintas biro BIC y WHS) y en el papel Connoisseur. Esto es debido a que estas tintas son más pegajosas y depositan una mayor cantidad de tinta en el documento durante la escritura. El lápiz, sin embargo, obtuvo como resultado una retención peor de las partículas de polen. En el análisis del conjunto de los diferentes tipos de papel, el 42-52% de partículas recogidas, se encontraban en la tinta de la escritura del documento, por lo que era objeto fundamental de estudio (y fuente de rastros de evidencia en una investigación forense), no solo el papel, sino también la clase de tinta que había sido utilizada.

El segundo de los estudios abordó el análisis de las diferentes distribuciones de polvo UV en los documentos, dependiendo si el tratamiento del documento con este polvo (similar en características y comportamiento al polen), se realizó antes o después de haberse llevado a cabo la escritura. Se pudo observar en la investigación sobre 96 hojas de papel que las partículas UV se retuvieron mejor en el documento si la escritura se había realizado con anterioridad al tratamiento con el polvo UV. También se vio afectada la distribución espacial de las partículas, manteniéndose estas en los pliegues del papel, y observándose un patrón irregular que surgió de la presión de la mano del escritor en el caso de que la escritura tuviera lugar después del tratamiento con el polvo UV. Así, se observó que en todos los casos se presentaba una concentración de partículas en el tercio inferior del papel. También se pudo observar como quedaban adheridas partículas de polen a la punta del bolígrafo que se utilizaba en la escritura, siempre que el depósito del polen fuera anterior a esta. Este hecho tiene una implicación clara en el protocolo de recogida de muestras de los documentos y de los útiles de escritura.

En el tercer y último de los estudios se utilizaron granos de polen del Lilum, además del polvo de UV, coincidiendo los resultados con los estudios anteriores.

Así, los resultados obtenidos en la presente investigación tienen una implicación fundamental para la palinología forense y el análisis de documentación sospechosa. Este análisis tiene el potencial suficiente para revelar, no solamente el momento de la generación del documento, sino también la secuencia de los eventos significativos para la reconstrucción forense. Se ha podido observar que la polinología es valiosa especialmente en el estudio de la evidencia en exteriores, al aire libre y es por ello que no existe una amplia investigación en interiores. Solamente Frei realizó análisis palinológicos, en la década de los 60, llegando a demostrar la falsedad de un documento que tenía fecha de junio, ya que presentaba huellas de polen de cedro pegadas a la tinta de la firma del documento, cuando este polen solamente cae en la estación de invierno.

De esta manera, se pudo concluir que el estudio de la palinología tiene una interesantes implicaciones forenses:

– El papel tiene un gran potencial para conservar una gran cantidad de evidencia de polen que nos puede indicar la procedencia o tiempos pertinentes para la validez, o no, del documento.

– Algunas áreas del papel pueden generar varios rastros de evidencia, dependiendo del grado de presión y la escritura en el papel, y si la escritura tiene lugar antes o después de depositarse el polen. El acto de presión durante la escritura tiene implicaciones para la persistencia del polen en el documento.

– Debemos tener en cuenta que tanto los sobres en los que se han introducido los documentos a analizar como los útiles de escritura empleados en la elaboración del documento son fuentes de evidencia.

Con todo, los autores nos recomiendan garantizar, siempre, que los documentos obtenidos de un registro en una vivienda sean recogidos apropiadamente, para que puedan realizarse análisis palinológicos de calidad. Pueden ofrecernos información fundamental para el curso de la investigación forense.

Club de las Ciencias Forenses. Enero 2014. Resumido y traducido por Nahikari Sánchez.

[corner-ad id=1]