clubforenses.com

clubforenses.com

Mes: Noviembre 2015

Virtopsia, la autopsia virtual. Club Ciencias Forenses.

Virtopsia, la autopsia virtual - Club Ciencias Forenses

 

Estimados suscriptores y seguidores del Club de Ciencias Forenses, en esta ocasión les proponemos un resumen del artículo “Virtopsy, a New Imaging Horizon in Forensic Pathology: Virtual Autopsy by Postmortem Multislice Computed Tomography (MSCT) and Magnetic Resonance Imaging (MRI) – a Feasibility Study”, de los autores Michael J. Thali, Kathrin Yen, Wolf Schweitzer, Eva Scheurer, Thomas Plattner, Peter Vock, Chris Boesch, Christoph Ozdoba, Gerhard Schroth, Michael Ith, Martin Sonnenschein y Tanja Doernhoefer, todos ellos de la University of Berne, Suiza, que plantea el inicio de la pionera técnica de autopsia digital conocida como virtopsia.

Si bien la radiología forma parte de los exámenes médico-legales desde sus comienzos, esta técnica ha sido enormemente infraestimada como método útil para las ciencias forenses. Bajo esta premisa, el concepto de “virtopsia” nace con el fin de implementar las nuevas tecnologías de la radiología en el campo de las ciencias forenses. Esta técnica utiliza una combinación de tomografía computerizada y resonancia magnética, incrementando el contraste y la resolución de ambas para crear la posibilidad de realizar reconstrucciones en 2D y en 3D. El objetivo de la creación de este método (y de la propia investigación) fue probar el potencial de una técnica de autopsia que fuera lo menos invasiva posible, además de evaluar la practicidad de las técnicas de imagen radiológicas y el posible uso que se pudiera dar a estas en la práctica forense.

Para poder llevar a cabo la comparativa entre la técnica habitual de autopsia y la virtopsia, cuarenta individuos fallecidos (todos ellos por distintas causas) fueron examinados, siguiendo esquemas similares, tanto por un grupo de médicos forenses que utilizaban las técnicas habituales como por un sistema de creación de imágenes.

Respecto a los resultados que esta comparativa arrojó, se encontró que la radiología fue superior a la autopsia a la hora de revelar cierto tipo de traumas corporales, mientras que se mostró menos útil para realizar imágenes de lesiones de órganos. Otros signos vitales forenses tales como embolismos, aspiraciones, etc., fueron diagnosticados con un grado de éxito similar entre ambos sistemas. Esto podría traducirse además en la utilidad de trabajar con un radiólogo y a un patólogo forense en las autopsias.

En conclusión, esta investigación permitió demostrar el potencial de la virtopsia (así como sus limitaciones para su uso en las ciencias forenses. Entre otras, se demostró que la principal ventaja de la utilización de técnicas de imagen coincidía con su principal desventaja: la no manipulación del cadáver. A su vez, también se recomendó por parte de los autores que ambas técnicas (la autopsia y la virtopsia) se realizasen de manera conjunta o complementaria, aunque la virtopsia fuera con el tiempo remplazando a la propia autopsia. Esto, en su opinión, no representa más que un intento por abrir nuevos horizontes en los campos de la medicina y las ciencias forenses, avanzando cada vez más hacia una autopsia mínimamente intrusiva en la cual la radiología tuviera un lugar privilegiado.

Mensajería instantánea y ciencias forenses: la nueva huella digital.

Mensajeria instantanea y ciencias forenses - la nueva huella digital - Club Ciencias Forenses

 

Estimados suscriptores y seguidores del Club de Ciencias Forenses, en esta ocasión les proponemos un resumen del artículo “Network and device forensic analysis of Android social-messaging applications”, de los autores Daniel Walnicky, Ibrahim Baggili, Jason Moore y Frank Breitinger, de la University of New Haven, y Andrew Marrington, de la Zayed University, en el cual se analizó la capacidad forense de obtener datos de 20 populares aplicaciones de mensajería instantánea.

La evidencia digital de las aplicaciones de mensajería instantánea utilizadas en los smartphones son potencialmente útiles en muchos tipos de investigación criminal y procedimientos judiciales. Los mensajes han sido importantes componentes de la evidencia presentada en numerosos casos de alto nivel en los últimos años (por ejemplo, el caso de Oscar Pistorius). Dado la proliferación de alternativas a los mensajes de texto, no es de extrañar que muchas de estas aplicaciones, extremadamente populares, jueguen un papel tan importante en ciertos procedimientos judiciales. Pero, ¿Qué potencial puede llegar a alcanzar la ciencia forense para ser capaz de recuperar “evidencia digital” del dispositivo móvil o de los datos de los propios servidores?

En esta investigación se pone a prueba esta cuestión llevando a cabo un estudio forense experimental de 20 aplicaciones de mensajería instantánea, utilizando un móvil con sistema operativo Android.  ¿El objetivo? Demostrar hasta qué punto puede extraerse información de cada una de estas aplicaciones. Las aplicaciones estudiadas fueron Whatsapp, Viber, Instagram, Okcupid, ooVoo, Tango, Kik, Nimbuzz, MeetMe, MessageMe, TextMe, Grindr, HeyWire, Hike, textPlus, Snapchat, Tinder, Wickr, BBM y Facebook Messenger.

Los resultados de esta investigación demuestran que la mayor parte de las aplicaciones anteriores demuestran problemas significativos respecto a la privacidad del usuario. Tan solo resultó imposible acceder a los datos de Snapchat, Tinder, Wickr y BBM. En todos los demás casos, se podía extraer información de algún tipo. Así, se podía extraer imágenes de aplicaciones como Instagram, Whatsapp, Tango, Nimbuzz o Facebook Messenger (entre otras), URLs compartidas de Viber, Grindr o MessageMe, mensajes de texto de ooVoo, Okcupid o MeetMe, y otros datos del usuario de aplicaciones como TextMe o textPlus.

En conclusión, esta investigación pone de manifiesto dos reflexiones contrapuestas que merecen ser analizadas. En primer lugar, que hay una gran carencia de seguridad en la privacidad del usuario al utilizar este tipo de aplicaciones, lo cual nos debe llevar a utilizar sabiamente las mismas, controlando la información que compartimos a través de ellas (aunque las mismas se encuentren constantemente mejorando y actualizando sus puntos débiles). En segundo lugar, que la ciencia forense puede llegar a beneficiarse de estos puntos débiles en la seguridad para poder acceder a la información de individuos relacionados con actos criminales, lo cual sin duda representa un hito muy importante a la hora de afrontar las investigaciones y procesos forenses.

Esta investigación está abierta al público por parte de los autores. Para poder leer la investigación al completo (en inglés), haz click aquí y serás redireccionado.

Adaptando el instrumento de valoración de riesgo SAVRY a diferencias de género. Club Ciencias Forenses.

Diferencias género valoración riesgo violencia SAVRY - Club Ciencias Forenses

 

Estimados suscriptores y seguidores del Club de Ciencias Forenses, en esta ocasión les proponemos un resumen del artículo “Identifying Gender Specific Risk/Need Areas for Male and Female Juvenile Offenders: Factor Analyses With the Structured Assessment of Violence Risk in Youth (SAVRY)”, de los autores Ed L. B. Hilterman y Chijs van Nieuwenhuizen, de la Tilburg University, Tonia L. Nicholls, de la University of British Columbia e Ilja Bongers, del Center for Child & Adolescent Psychiatry de Eindhoven, sobre diferencias de género en la relevancia de factores de riesgo y de protección del SAVRY.

En la actualidad, las prácticas dentro de los organismos de justicia para reducir el riesgo de que un individuo lleve a cabo acciones criminales están basadas en detectar las necesidades criminógenas y los factores de riesgo dinámicos. Para esto, se han desarrollado las herramientas de valoración de riesgo estructuradas, que permiten evaluar los factores de riesgo de un individuo, y como estos afectan a la posibilidad de que lleve a cabo acciones delictivas. Sin embargo, la mayor parte de los análisis de validación de estos instrumentos se llevan a cabo en población masculina, y son posteriormente aplicados también a población femenina. Esto, por supuesto, puede comprometer la validez de un instrumento en su aplicación a un colectivo para el cual no ha sido diseñado específicamente.

Esta investigación, por tanto, estudió la estructura de los factores del cuestionario de evaluación del riesgo SAVRY, tanto en población criminal masculina como en población femenina, con el fin de determinar cuáles de estos factores (de riesgo o de protección) eran más importantes específicamente en función del género del individuo.

Para ello, se entrenó entre 2006 y 2008 a todo el sector de la justicia juvenil catalana en el uso de este instrumento de valoración del riesgo. Una vez entrenados e implementado a nivel funcional el SAVRY, todos los resultados del mismo (así como los datos sociodemográficos, provistos por la Generalitat) se guardaron en una base de datos. Esta información fue obtenida de la aplicación del propio SAVRY durante todo el proceso penal de los individuos, repetida con frecuencia durante el mismo.

Los resultados de esta investigación indicaron que, dividiendo la herramienta en cinco grandes grupos de ítems (conducta antisocial, funcionamiento familiar, personalidad, apoyo social y tratabilidad), en todos ellos se encontraba que muchos ítems realmente explicaban más varianza en un género que en otro (por ejemplo, el consumo de sustancias explicaba una gran parte del riesgo dentro de “conducta antisocial” en el caso de hombres, pero no así en el de mujeres. Lo contrario sucedía en el tipo de violencia, donde los hombres llevaban a cabo una violencia más directa, y las mujeres más social o indirecta). Esto da lugar a que los propios investigadores presenten una propuesta de configuración del SAVRY reorganizando los ítems en función del género del individuo, y prefiriendo componer la herramienta en base a los cinco grupos de ítems nombrados anteriormente (como método más objetivo para la medición) antes que limitarse a las subescalas que hasta el momento se utilizaban. Esto puede permitir, por tanto, que la evaluación del riesgo se adapte al género del individuo concreto, y por tanto llevar a cabo una medición más realista y eficiente a la hora de determinar el riesgo de reincidencia delictiva de un individuo.

Por último, y para mejorar más la precisión a la hora de realizar las mediciones, los investigadores hacen hincapié en la necesidad de incluir más factores de protección específicos para las mujeres, dado que la mayor parte de los que el SAVRY ya incluye sirven para hombres en general, pero muy poco para las mujeres.

DATINK: metodología de datación de tinta en documentos – Club Ciencias Forenses.

Datink Analizar Edad Tinta - Club Ciencias Forenses

 

Estimados suscriptores y seguidores del Club de Ciencias Forenses, en esta ocasión les proponemos un resumen del artículo “DATINK: una metodología efectiva para datar tinta de bolígrafos ballpoint en documentos”, de los autores I. San Román, L. Bartolomé, M.L. Alonso y R.M. Alonso, de la Universidad del País Vasco, y M. Ezcurra, de LEYAS – Investigaciones Forenses Documentales, de Pamplona, sobre la un nuevo método pionero de datación de tintas en documentos de hasta cinco años en el campo  de la ciencia forense.

Establecer la edad aproximada de una tinta plasmada en un documento es, en multitud de ocasiones, una tarea compleja y no exenta de controversia en el campo de las ciencias forenses. Entre las múltiples aproximaciones teóricas que buscan alcanzar este fin, quizá una de las más prometedoras es el análisis de los disolventes en las tintas de los bolis ballpoint basado en la utilización de dos tipos de análisis químicos distintos: la cromatografía de gases y la espectrometría de masas. Si bien hasta ahora la mayor parte de los métodos utilizados para efectuar este tipo de mediciones tan solo podía aportar respuestas relativamente ambiguas, no es hasta la aparición del método DATINK que se encuentra una metodología óptima para realizar esta función.

Centrándose en estudiar los componentes volátiles de la tinta (caracterizados por variar a lo largo del tiempo y de las condiciones externas), esta investigación se concentró en evaluar la velocidad de evaporación de ciertos disolventes propios de las tintas de estos bolígrafos, comparando el método DATINK con un método control.

Así, los resultados de la investigación mostraron que una monitorización de estos componentes (llamada MHS-SPME) permitía evaluar a qué ritmo el compuesto 2-fenoxietanol (PE), presente en más de un 80% de los bolígrafos ballpoint (en distintas concentraciones) evolucionaba a lo largo del tiempo, sin utilizar medios artificiales para su degradación. Esto, a su vez, permitiría obtener datos numéricos para determinar la edad de una muestra de tinta, en base a la creación de una ecuación predictiva, la cual a su vez se mostró capaz de datar la fecha de uso de un determinado tipo de tinta en un rango de hasta 5 años.

Esta no es, sin embargo, la única ventaja de esta novedosa prueba. La propia técnica empleada demuestra ser, por su parte, especialmente sensible, implicando así una necesidad mínima de cantidad de muestra, así como una necesidad de manipulación del documento ínfima (representando, por tanto, una técnica escasamente invasiva). Esto, unido a la exactitud que demuestran los resultados, implica la alta eficiencia que caracteriza a esta metodología forense.