clubforenses.com

clubforenses.com

Mes: Abril 2016

Personalidad, mentira y engaño. Club de las Ciencias Forenses.

Personalidad, mentira y engaño - Club de las ciencias forenses

 

Estimados suscriptores y seguidores del Club de Ciencias Forenses, esta semana les ofrecemos un resumen del artículo “Personalidad, mentira y engaño”, de los autores José Luis González Álvarez, de la Sección de Análisis de Comportamiento Delictivo de la Guardia Civil española, e Iván Besteiro Yusti, de la Universidad Autónoma de Madrid, que analiza la bibliografía existente sobre la relación entre personalidad y mentira.

Aunque por separado existen gran cantidad de investigaciones sobre la personalidad y sobre la mentira o engaño, existen muy pocos estudios sobre la relación que puede existir entre ambos conceptos. De existir tal relación, conocerla podría ayudar en la detección de mentiras en multitud de campos: el clínico, la selección de personal, o incluso el trabajo policial y forense. Este artículo se centró precisamente en analizar la poca bibliografía existente sobre la relación entre los dos conceptos (personalidad y engaño), con el fin de determinar si se han arrojado conclusiones sobre la misma, o por el contrario los datos son contradictorios o insuficientes.

Para ello, este trabajo partió de la utilización de la teoría de la personalidad dividida en rasgos de Eysenck, donde se definen tres dimensiones temperamentales fundamentales: extraversión (sociabilidad), neuroticismo (estabilidad emocional) y psicoticismo (dureza afectiva). Esta teoría fue seleccionada, en detrimento de otras, por su sencillez y su utilidad en contextos como el criminológico y forense.

La utilidad de la detección del engaño, por su parte, resulta de gran importancia partiendo del hecho de que las personas recurren al engaño con frecuencia y en entornos (y con intereses) muy diversos. Evitar que unas personas se aprovechen de otras a través de estas acciones se trata, sin duda, de una meta ambiciosa en el contexto criminológico. Durante años, diversos estudios han analizado elementos conductuales que pudieran permitir identificar cuándo un individuo está mintiendo (movimientos faciales, lenguaje corporal, tipo de discurso, etc.). Sin embargo, cinco décadas de investigación ha demostrado que la capacidad de las personas para detectar el engaño mediante observación es limitada (alcanzando entorno al 54% de aciertos). ¿Puede un constructo como la personalidad influir en los falsos positivos y falsos negativos?

Podríamos pensar que esta afirmación es correcta asumiendo, por ejemplo, que un introvertido tiene una “sobre-activación” cortical crónica que les hace estar en un estado de alerta permanente, tendiendo a mostrarse menos relajados, y por tanto siendo más “sospechoso” de estar mintiendo. De ahí deriva la importancia de estudiar la personalidad del sujeto para comprender si los indicadores comportamentales son útiles o no (y si están dentro de la normalidad del sujeto o no). Si analizamos otro ejemplo, las personas introvertidas neuróticas tienen dificultades para fijar la mirada, tocar al interlocutor o invadir su espacio personal, por lo que puede interpretarse como señales de falsedad. Por otro lado, personas con alto psicoticismo y bajo neuroticismo presentan dificultades para mostrar sensaciones de temor o ansiedad, lo que podría desembocar en un falso negativo.

Pese a su evidente interés, apenas existe respaldo científico que se haya ocupado de este tema en detalle. En dos estudios de DePaulo, se encontró que no se deben tener en cuenta solo las diferencias individuales, sino también los motivos de la mentira (por ejemplo, los hombres cuentan menos mentiras sobre sí mismos a mujeres que a hombres, pensando que se sentirían peor si supiesen la verdad). Por otro lado, Isenberg recuerda que las personalidades “desviadas” (maquiavélicas/manipuladores y los psicópatas) engañan mucho mejor, encontrando que las personas con amabilidad alta (relacionada con el psicoticismo de Eysenck) parecen mentir peor. Vrij et al intentaron determinar el perfil del buen mentiroso, definiéndolo como “una persona manipuladora, que por engañar a menudo confía en sus mentiras, y por tanto no precisa de muchos recursos cognitivos”, lo cuál estaría relacionado con el psicoticismo de la teoría de Eysenck. A su vez, sería un buen actor, una persona extravertida, que favorece la primera impresión que transmite, y que sería muy probablemente atractiva. Fornaciari y Poesio encontraron a su vez que podían encontrarse relaciones entre personalidad y engaño analizando las expresiones utilizadas en los distintos textos. Por otra parte, a nivel de estudios neurocientíficos, también se ha encontrado que existen individuos con más propensión a mentir (los que encajarían con un alto psicoticismo en la teoría de Eysenck). Pero si añadimos todavía más complejidad al análisis de la mentira, dividiéndola en subtipos (mentira altruista, de evitación, de aceptación y de ganancia), encontramos que los estudios lanzan resultados contradictorios, por lo que se llegaría a la conclusión de que todavía se conoce muy poco sobre las relaciones más complejas entre el engaño y la personalidad, y convendría seguir investigando.

En conclusión, detectar el engaño es importante en diferentes contextos, pero también es importante recordar que la forma de ser (los rasgos de personalidad) puede influir en la capacidad para engañar, existiendo rasgos personales que pueden permitirnos interpretar nuestros juicios en torno a la veracidad o falsedad de los testimonios.

Determinación del género a través de las huellas palmares. Club Ciencias Forenses.

Determinación del género a través de las huellas palmares. Club Ciencias Forenses.

Determinación del género a través de las huellas palmares. Club Ciencias Forenses.

Estimados suscriptores y seguidores del Club de Ciencias Forenses, esta semana les ofrecemos un resumen del artículo “Determinación del género a través de las impresiones de huellas latentes de la palma de la mano presentes en los documentos”, del autor Amit Chauhan de la Universidad Amity (India), que trata de la identificación de sospechosos a través de las huellas palmares latentes presentes en los documentos.

Las marcas (dedos y palma de la manos) genotípicamente determinadas y únicas e imborrables por naturaleza, son consideradas uno de los mejores recursos para identificar un individuo con absoluta certeza. Las huellas de la palma de la mano son muy características y lo son igualmente si son halladas en la escena de un crimen y en documentos cuestionados. Se han llevado a cabo estudios con el fin de determinar el autor de un documento, pero no para determinar el género de un individuo. La identificación de un sujeto a través de las huellas de la palma de la mano es infalible, y si la determinación del género pudiera realizarse por medio de las huellas latentes de la palma de la mano sería de gran ayuda para los expertos forenses y para los investigadores a la hora de atrapar a un sospechoso. Así pues, dado que los dedos/palma de la mano tienen líneas y surcos elevados con poros de sudor que mantienen las crestas húmedas, y por lo tanto al tocar la superficie de escritura, se prevé que deje su impresión (huella) de forma latente en la superficie de escritura o en los papeles. En concreto, cuando firmamos, la parte inferior de la palma (área hipotenar) toma contacto con la superficie de escritura. Por otra parte, puesto que al parecer el sudor es un líquido incoloro, las impresiones que deja tras de sí no son visibles a simple vista; por lo tanto se debe incrementar la visibilidad de las impresiones por medio de distintas técnicas. En este trabajo, la relación inherente de las firmas con las huellas de la palma de la mano conduce a la determinación del género del sospechoso, e incrementa asimismo la fiabilidad del análisis de los documentos cuestionados. El análisis concienzudo de las huellas palmares reveladas y los parámetros obtenidos sobre los datos de los detalles particulares (radio de curvatura, distancia de curvatura de la línea de escritura, ángulo del centro de la curvatura de la línea de escritura, y la interdistancia de curvaturas) proporcionan valores estadísticamente significativos (P <0,05). En consecuencia, estos resultados indican que la determinación del género es posible.

Para este estudio, se utilizó una muestra de 60 personas, 30 hombres y 30 mujeres. La selección de los sujetos se realizó de forma aleatoria. Después de pedir su consentimiento, se les pidió a los sujetos que estamparan su firma en una hoja de papel blanco de buena calidad (papel bond) con un bolígrafo. Para revelar las huellas latentes recientes, se utilizó polvo negro, que por lo general se considera el mejor revelador para muestras frescas. El objetivo del estudio es determinar el sexo de un individuo a partir de la información recopilada por la obtención de las huellas reveladas de la palma de la mano. En primer lugar, hay que asignar los tres centros de curvatura en las huellas palmares reveladas y correlacionarlos con la línea de escritura donde se efectuaron las firmas. Se prevé que la imagen latente de las impresiones de la palma aparecerá bajo esa firma o en la línea de escritura. Claramente, identificar un individuo con absoluta certeza se ha convertido en una necesidad. Las huellas de la palma de la mano, sin duda, son más fiables y son evidencias aceptadas en los tribunales de justicia. El actual estudio se llevó a cabo para determinar el sexo de un individuo a través de las huellas palmares latentes en documentos. Es muy poco probable que en los documentos no aparezcan huellas latentes de la palma de la mano y muy difícilmente creíble que cuando escribimos, nuestra mano o parte de la palma no se apoye en el papel. El hecho de que no parezcan huellas latentes en los papeles puede ser debido al uso de guantes en las manos. De este modo, una vez que se ha firmado o empleado cualquier útil de escritura en un documento, entonces junto con la escritura el individuo también deja su identidad en forma de impresión latente de la palma de la mano.

Los resultados de este estudio muestran diferencias concluyentes entre los géneros. Por consiguiente, mediante el análisis de las huellas palmares reveladas y su relación intrínseca con la firma se puede llegar a determinar el género de un sospechoso. Al realizar el examen de los parámetros de los detalles particulares, se observa que las variaciones de los parámetros de ambos géneros son claras. Estas variaciones en los detalles particulares entre mujeres y hombres son significativos de la determinación del sexo, lo que esencialmente permite la determinación concluyente del sexo de un individuo. La determinación del género proporciona igualmente una pista importante sobre el sospechoso durante la investigación, lo que disminuye el plazo de resolución y su papel exacto en el caso. Así pues, los resultados del estudio indican que se puede utilizar esta técnica con el fin de minimizar la lista de sospechosos hallando valores similares para el género de los sospechosos.

Fundación Universitaria Behavior & Law – Club de Ciencias Forenses.

Traducción y edición: Leticia Moreno

Terrorismo en las redes sociales. Club de las Ciencias Forenses

Terrorismo en las redes sociales - Club ciencias forenses

 

Estimados suscriptores y seguidores del Club de Ciencias Forenses, esta semana les ofrecemos un resumen del artículo “New Terrorism and New Media”, del autor Gabriel Weimann, de la Haifa University (Israel), que analiza el uso de los nuevos medios de comunicación por parte del “nuevo terrorismo” del siglo XXI.

Hoy, aproximadamente el 90% de la actividad terrorista en Internet se lleva a cabo utilizando como herramientas las redes sociales. Estos foros actúan como cortafuegos virtuales para ayudar a mantener la identidad de los terroristas oculta, y permitiendo a su vez que terceras personas acudan a ellos para obtener información. A su vez, las redes permiten la extensión de propaganda, pero también retransmitir el miedo, efectos de la guerra, tutoriales para sus células en occidente, etc.

Al Qaeda, Estado Islámico y otras organizaciones terroristas han movido su presencia online a páginas como YouTube, Twitter, Facebook o Instagram, además de otras redes sociales, durante los últimos años. Este fenómeno, denominado “Yihad Electrónica”, ha provocado incluso que los diversos grupos tengan divisiones enteras encargadas de trabajar a través de Internet (y de hecho, la mayor parte de las captaciones comienzan a través de estas redes). Es debido a la aparición de esta nueva realidad del terrorismo por lo que esta investigación se centró en recopilar información sobre la presencia de estos grupos en las distintas redes.

A continuación, podremos ver un pequeño resumen de las características de cada red, y de la presencia de los terroristas en las mismas.

Facebook.

La principal utilidad que representa Facebook para los yihadistas, dado que se trata de la red social más utilizada a nivel mundial, es la rapidez con la cual pueden transmitir mensajes a un gran número de personas. A su vez, los terroristas utilizan esta plataforma con distintos fines:

  • Para organizar operaciones y compartir información táctica.

  • Compartir enlaces (es decir, actuar como “puerta de entrada”) a otras webs de contenidos extremistas.

  • Reconocer objetivos (por ejemplo, para la captación).

Twitter.

Esta red ha surgido recientemente como el servicio favorito de los terroristas en Internet, incluso más popular que las webs personales o Facebook, para diseminar propagando o permitir comunicaciones internas. Las funciones de esta red les permiten:

  • Comunicarse con sus simpatizantes, compartiendo propaganda a un gran número de individuos.

  • Comentar sus acciones en directo (por ejemplo, en el ataque de Septiembre de 2013 por parte del grupo Al-Shabaab), o reivindicar los atentados tras su comisión.

  • Diseminar enlaces a otras páginas y plataformas.

  • Para compartir información interna urgente.

YouTube.

Nuevamente, se trata de una red que permite una comunicación muy rápida entre la comunidad yihadista, ya sea a través de comentarios o de mensajes privados en los distintos vídeos. Por supuesto, su función principal es la propaganda (como alternativa a la televisión tradicional), aunque destacan la aparición de tutoriales sobre armamento y tácticas militares.

También se han llegado a lanzar plataformas similares a YouTube, aunque ninguna ha alcanzado gran éxito. Además, han tenido constantes enfrentamientos con los proveedores de servicios dado que ninguno de ellos quería dar soporte a sus páginas alternativas, lo cual ha provocado que en su mayoría mantengan el uso de YouTube.

Pese a las políticas de YouTube sobre el contenido que incite a la violencia, ciertas investigaciones demostraron que muchos de los vídeos tardan demasiado en ser borrados, por lo cual sigue siendo una plataforma de utilidad para las redes terroristas.

Instagram y Flickr.

La popularidad que desde 2013 han ganado estas redes sociales han provocado que los grupos terroristas centren su atención también en ellas, nuevamente como medio para compartir propaganda en forma de fotos o vídeos. Estas redes les permiten (aunque en menor medida que las otras):

  • Mantener contacto entre distintos terroristas.

  • Subir imágenes de sus crímenes (por ejemplo, de asesinatos y ejecuciones). Se ha dado casos en el que además han subido vídeos disparando a rehenes o personas capturadas a estas redes.

 

 

Información oculta en Internet. Club Ciencias Forenses.

Información oculta en Internet. Club Ciencias Forenses.

Información oculta en Internet. Club Ciencias Forenses.

Estimados suscriptores y seguidores del Club de Ciencias Forenses, esta semana les ofrecemos un resumen del artículo “ID-Check: El Test de Información Online Oculta revela la verdadera identidad”, de los autores Bruno Verschuere y Bennett Kleinberg de la Universidad de Ámsterdam (Países Bajos), que trata acerca de la información autobiográfica oculta en Internet y la comprobación de identidades.

Google, selfies, Facebook, Twitter y el correo electrónico. En las últimas dos décadas, Internet ha cambiado nuestras vidas considerablemente. También cambia la ciencia forense. Las técnicas actuales de detección de mentiras se basan casi exclusivamente en entrevistas cara a cara. En este estudio, se analiza la precisión de un test a través de Internet que tiene como objetivo descubrir la verdadera identidad. Para descubrir la verdadera identidad oculta se puede recurrir a la técnica del Test de Información Oculta (CIT en inglés). El CIT consiste en una serie de preguntas de opción múltiple. En lugar de basarse en las reacciones manifiestas del sospechoso: autonómicas (conductancia de la piel registrada con un detector de mentiras), electrofisiológicas (la onda cerebral P300), o nerviosas (la respuesta BOLD obtenida a través del fMRI), se miden las reacciones a las alternativas presentadas. Debido a su fácil aplicación, se ha centrado la atención en tareas informatizadas breves que dependen de los tiempos de reacción (RTs). Se ha demostrado que los Rts pueden proporcionar un repertorio rápido y preciso de información oculta, determinando que ante el conocimiento oculto se reacciona de forma más lenta que ante detalles similares pero irrelevantes. Esta prueba basada en RT también se puede aplicar como un ID-check (chequeo de identidad), descubriendo la verdadera identidad con una precisión similar a las medidas del sistema nervioso autónomo. Se ha modernizado este ID-check basado en RT a una versión online. En un primer conjunto de estudios, se pidió a los participantes que ocultaran su verdadera identidad al realizar el test de información autobiográfica oculta online. Estos estudios identificaron factores importantes que afectan a la precisión del test, detectando mejor los detalles relevantes al presentar al azar todas las alternativas a todas las preguntas que secuencialmente pregunta por pregunta, y con una prueba lo suficientemente extensa (es decir, al menos 240 ensayos).

Los participantes realizaron la prueba a su ritmo y en su propio ordenador. Para ello, debían acceder a esta página web http://www.lieresearch.com/?page_id=689 y, proporcionar datos demográficos (género, edad, lengua materna), así como información relacionada con la identidad (nombre, apellidos, curso universitario, fecha de nacimiento y país de origen). Se les pidió igualmente que indicaran nombre, apellidos, curso, fecha de nacimiento y país de origen alternativos a partir de una lista de posibles elementos de control. En el siguiente paso, los participantes fueron informados de que su tarea consistía en ocultar su propia identidad y adoptar una identidad falsa. Se les requirió practicar y memorizar su identidad falsa hasta que lo hicieran sin equivocaciones. Se les informó que iban a hacer una prueba de detección de la memoria donde debían negar el reconocimiento de cualquier elemento salvo los relativos a su identidad falsa. En el Test de Información Oculta, las palabras van apareciendo en la pantalla del ordenador una por una muy brevemente, y se les pidió que respondieran lo más rápido posible SÍ o NO a la pregunta “¿Es usted?”. Por lo tanto, los participantes debían responder SÍ sólo en lo relativo a su falsa identidad y NO para los demás elementos, incluida su verdadera identidad. Después de realizar el CIT, debían calificar los 5 ítems iniciales (nombre, apellidos, curso universitario, fecha de nacimiento y país de origen) y otros 5 (por ejemplo, animal favorito) según lo relevantes que fueran para ellos utilizando una escala Likert de 9 puntos (1 = no es relevante en absoluto, 9 = absolutamente relevante).

En el presente estudio, se ha examinado si es posible descubrir la verdadera identidad de los participantes que se atribuyen una falsa identidad. En lugar de basarse en medidas fisiológicas o en entrevistas cara a cara, se utilizó una prueba online que registra los tiempos de reacción de los participantes. Combinando moderadores que fueron identificados durante el desarrollo de esta prueba, se analizó su potencial de diagnóstico. Los resultados mostraron que el test posee una alta precisión. No obstante, hay que tener en cuenta varios aspectos a la hora de interpretar esa precisión. En primer lugar, la exactitud en este estudio puede representar el límite superior de la eficacia diagnóstica que se puede obtener en los tests online, ya que para aplicarlo en el ámbito forense es difícil establecer un número suficiente de informaciones relevantes. Segundo, para asegurar la calidad de los datos, se han creado estrictos criterios de exclusión, lo que implica que no se tuvo en cuenta a gran parte de la muestra (28%). Estos criterios de exclusión no son definitivos y sería importante establecer criterios que proporcionasen un equilibrio entre el máximo de inclusiones y datos de calidad. En tercer lugar, el test online requeriere comprobar quién lo está realizando. Dependiendo de la aplicación, esto puede llevarse a cabo mediante una contraseña, una cámara web, un escáner del ojo, o un colaborador que esté físicamente presente. A pesar de que la eficacia diagnóstica se debe establecer con arreglo a condiciones más realistas, los resultados actuales indican que existe un futuro prometedor en la detección online de información autobiográfica oculta. En condiciones específicas, el ID-check online puede alcanzar una alta precisión y puede ayudar en la comprobación de identidades.

Fundación Universitaria Behavior & Law – Club de Ciencias Forenses.

Traducción y edición: Leticia Moreno