clubforenses.com

clubforenses.com

Mes: Julio 2016

Las reglas de la mafia: normas de conducta en organizaciones mafiosas. Club de las ciencias forenses.

Las reglas de la mafia - normas organizacionales en grupos criminales - club ciencias forenses

Estimados suscriptores y seguidores del Club de las Ciencias Forenses, esta semana les proponemos un resumen del artículo “Mafia rules. The role of criminal codes in mafia organizations.”, del autor Maurizio Catino, de la University of Milan, donde se analiza cómo los grupos mafiosos aplican normas de comportamiento organizacionales para solventar sus posibles problemas internos.

Las normas son una parte esencial de la vida de las organizaciones. Como un conjunto de acciones, regulaciones, prohibiciones y políticas, determinan cómo los miembros de las mismas deben llevar a cabo sus actividades. Así, una organización creará unas reglas a las que recurrir en el caso de decisiones rutinarias, que en la mayor parte de ocasiones se refieren a todos los miembros del grupo (o varían jerárquicamente). Adaptándose constantemente al ambiente, las normas deben ser constantemente adaptadas para afrontar los problemas de cada organización, siendo creadas ante una situación novedosa o eliminadas ante una situación obsoleta. Es a través de estas reglas, por tanto, como las conductas y las acciones de los individuos son reguladas en el seno de cualquier organización.

Sin embargo, ¿Cómo puede una organización criminal, carente de mecanismos legales de resolución de disputas, funcionar de manera eficiente? A través del establecimiento de estas reglas organizacionales. En realidad, el control de la conducta de los individuos es utilizado tanto en el mundo legal como en el mundo ilegal. ¿Por qué? En primer lugar, porque en el mundo criminal no se puede confiar en una corte judicial que medie en cualquier tipo de problema. En segundo lugar, porque la cooperación en las organizaciones criminales es necesaria para alcanzar los intereses (normalmente económicos). En este caso, el autor de esta investigación analizó las reglas creadas para sostener un tipo de organización criminal fuertemente organizada: la mafia.

Las organizaciones mafiosas tienen que hacer frente a gran cantidad de problemas organizacionales críticos. Esto es debido a que las mismas existen en ambientes relativamente hostiles, en los cuáles un error puede resultar en el descubrimiento y derrumbe de la organización. Resulta especialmente complejo, además, mantener un orden en este tipo de organizaciones, debido a problemas como el encontrar gente de confianza, no mantener registros, etc. Deben, en general, mantener un control exhaustivo sobre los miembros de su organización, así como defenderse de cualquier amenaza externa. Es por ello por lo que deben recurrir a estrictas normas y reglas creadas para mantener la organización en funcionamiento.

A pesar de la dificultad de encontrar individuos que hablen sobre la mafia, y que casi toda la información de la misma es transmitida de manera oral, las investigaciones señalan que existen diversos códigos de conducta establecidos en el seno de las organizaciones mafiosas. Esta investigación, por su parte, se centró en analizar dos grupos mafiosos en concreto: la “Cosa Nostra” siciliana y la “Cosa Nostra” americana (siendo mafias muy similares, pese al mayor tamaño de la americana respecto a la siciliana). A continuación, se plantearán los tres tipos de normas esenciales existentes en estos grupos, así como las normas existentes en los mismos.

Reglas como métodos de organización.

Este tipo de normas coordina las jerarquías horizontales y verticales, así como los roles y las distinciones territoriales dentro de cada familia. Hay que recordar, sin embargo, que por parte de los miembros de la organización, el grupo mafioso siempre tiene mayor peso que cualquier individuo aislado. Aquí podemos conocer parte de sus normas esenciales.

Cosa Nostra siciliana (CNS)

  • Estar siempre disponible para la Cosa Nostra es un deber, incluso si tu mujer está dando a luz.
  • Los compañeros y las órdenes deben ser absolutamente respetados.
  • Cuando se pregunte sobre cualquier información, la respuesta siempre debe ser la verdad.

Cosa Nostra americana (CNA)

  • Siempre mostrar respeto por aquellos que mandan.
  • Se debe reportar cualquier fallo como muestra de respeto hacia el patrón inmediatamente.

Reglas como método de contención del conflicto y la violencia.

Las normas sirven para controlar la agresión, proveyendo a la organización de métodos legítimos para la expresión de la misma, así como para aplicar castigos. Para las organizaciones mafiosas, la violencia es un instrumento, no un fin en si mismo. Dada la imposibilidad de acudir a la justicia, las mafias han designado un conjunto de normas para controlar las tensiones que puedan provocarse en las actividades ilegales. Algunas de sus normas esenciales son:

CNS

  • Nunca mirar a la mujer de compañeros.
  • Uno no puede apropiarse del dinro si pertenece a otros o a otras familias.
  • No se debe tocar a las mujeres de otros hombres de honor.
  • No se debe robar a otro hombre de honor ni, en general, a nadie.
  • No se debe matar a otro hombre de honor si no es estrictamente necesario.
  • No se debe pelear con otro hombre de honor.

CNA

  • La violencia debe ser utilizada, aunque sea limitadamente, para infundir respeto
  • Nunca debe usarse la violencia en una disputa con otro miembro o asociado de otra familia.
  • Nunca usar la violencia con un miembro de la propia familia.
  • Si el patrón solicita que dos partes trabajen juntas, él debe actuar como árbitro entre las mismas.
  • El jefe puede recurrir a la violencia, e incluso al asesinato, contra otro miembro de la familia. Sin embargo, no puede recibir ningún provecho de la agresión.
  • El jefe no puede utilizar violencia contra un miembro cercano a otra familia sin la consulta previa a la misma.

Reglas como medio para mantener el secreto.

Saber que uno no debe hablar es una habilidad requerida en organizaciones como la mafia. La premisa esencial de estas organizaciones consiste en llevar a cabo sus actividades ilegales en condiciones de total secretismo. Para poder llevarla a cabo, se establecen normas que aseguran un estado de silencio absoluto en la organización. De hecho, el término mafioso “Omertà” es un término derivado de una conducta esquiva o silenciosa con la información. Algunas de sus reglas esenciales son las siguientes:

CNS

  • Nadie puede presentarse a sí mismo a otro amigo. Siempre debe haber una tercera persona que lo haga.
  • Nunca se debe ser visto con policías.
  • No se debe ir a pubs o clubs.
  • Las mujeres deben ser  tratadas con respeto.
  • No puede ser parte de la Cosa Nostra: cualquiera relacionado con la policía, cualquiera con una doble vida, cualquiera que se comporte mal, aquel que no acate las normas morales y aquel que hable sobre la Cosa Nostra.

CNA

  • Nunca preguntar un apellido.
  • No utilizar teléfonos salvo para acordar sitios de encuentro, preferiblemente en código, desde el cuál viajaréis a un sitio seguro para hacer negocios.
  • Evitar nombrar a personas, lugares o fechas concretas al hacer negocios.
  • Mantén la boca cerrada: lo que veas y oigas debe mantenerse en secreto en tu cabeza.
  • No hagas preguntas innecesarias. La cantidad de información dada es la que necesitas para llevar a cabo tus instrucciones.
  • El principal medio de seguridad en la mafia es que alguien responda por otro individuo. Si ese otro individuo resulta ser un policía encubierto o un informante, se aplicará la pena de muerte.

En conclusión, y como podemos ver en esta investigación (recomendamos leerla completa, dada la longitud de la misma), hay una gran relevancia de las normas en cualquier tipo de organización; entre ellas, las criminales. De este modo, las familias mafiosas utilizan las normas organizacionales como método de control interno, ante la ausencia de normales legales que puedan dirigir la conducta de los individuos. La similitud entre las reglas incluso a través de distintas mafias muestra que, aunque se encuentren diferencias históricas y culturales, existen problemas organizacionales comunes, y la aplicación de un código de conducta determinado sirve a las mismas como medio de contención de problemas.

 

 

¿Pueden los selfies ser útiles para la identificación de cadáveres? Club de de las Ciencias Forenses

Selfies e identificacion de cadaveres - club de las ciencias forenses

Estimados suscriptores y seguidores del Club de las Ciencias Forenses, esta semana les proponemos un resumen del artículo “A review of sex estimation techniques during examination of skeletal remains in forensic anthropology casework”, de los autores Geraldo Elias Miranda, Sílvia Guzella de Freitas y Luiza Valéria de Abreu Maia, del Institute of Legal Medicine de Minas Gerais (Brasil), y Rodolfo Francisco Haltenhoff Melani, del Laboratory of Anthropology and Forensic Dentistry de la University of Sao Paulo, en el cuál se analiza la utilidad que los selfies pueden aportar a la odontología forense en el reconocimiento de individuos.

Tal y como ocurre con otros métodos de identificación, en la odontología forense se comparan datos antemortem con los indicios postmortem. En el caso de esta ciencia, la dentadura de un individuo forma una pieza única, ya sea debido a la forma, al tamaño o a la posición de los dientes en la misma. Sin embargo, puede existir la dificultad añadida de que no exista información previa a la muerte de un individuo, debido a múltiples motivos (inmigrantes sin historia clínica, pacientes que nunca han accedido a dentistas, o en el caso de que el dentista no sea conocido por la familia).

En ausencia de documentación dental, las fotografías de la cara (y más concretamente, de la sonrisa) pueden jugar un rol muy importante en el proceso de identificación. Aunque muy pocos autores se han involucrado en el desarrollo de esta metodología, si los dientes de los individuos salen claramente definidos en una imagen, entonces sus atributos pueden ser comparados y contrastados con fotografías postmortem. Para ello, multitud de técnicas han sido utilizadas: comparación morfológica directa de los  dientes, superposición, o análisis de la línea de incisivos de los dientes anteriores. ¿Podrían, por tanto, los avances en la tecnología suponer un empuje para nuevas técnicas de identificación en los casos que implican el uso de odontología forense?

Con esta pregunta en mente, los autores de este estudio realizaron el mismo con un objetivo: mostrar un caso en el cual una fotografía selfie fue utilizada para identificar un cuerpo carbonizado, utilizando la línea de la sonrisa y la superposición de imágenes.

El caso tuvo lugar en Diciembre de 2014, cuando se encontró un cuerpo carbonizado de un hombre en el Instituto de Medicina Legal de Belo Horizonte. Durante esta investigación, todos los dientes fueron encontrados sanos. Sin embargo, no se encontró un historial dental de la presunta víctima para poder identificarla, por lo cual la familia presentó seis fotografías tipo selfie que habían sido tomadas con el móvil de la víctima, y que mostraban los dientes del individuo en varios ángulos.

Con esta información, los científicos forenses tomaron diversas imágenes postmortem del cadáver, tratando de utilizar la misma orientación espacial utilizada en las fotografías del teléfono, con el fin de poder realizar una comparativa. A su vez, se utilizaron técnicas de superposición para comparar los dientes en ambos casos, y se estableció la línea de la “sonrisa”, o la línea que dibujaban las puntas de las piezas dentales, que a su vez se superpuso tanto en el caso de los selfies como del cadáver. En ambos casos se encontró una coincidencia significativa (una tercera prueba demostró una correspondencia de 81.25 sobre 100).

Este caso, utilizado como ejemplo por los autores, demostró que la creciente tendencia a realizarse fotografías tipo selfie, en las cuáles la imagen de la cara del individuo sale centrada, puede ser un foco de recursos para resolver múltiples casos de identificación en seres humanos. Resultaría, por tanto, una interesante aportación de la evolución tecnológica a la odontología forense en particular, y a las ciencias forenses en general.

Métodos de identificación del sexo en antropología forense. Club de las Ciencias Forenses.

Metodos de identificacion del sexo en antropologia forense - club ciencias forenses

Estimados suscriptores y seguidores del Club de las Ciencias Forenses, esta semana les proponemos un resumen del artículo “A review of sex estimation techniques during examination of skeletal remains in forensic anthropology casework”, de los autores Kewal Krishan, Preetika M. Chatterjee, Sandeep Kaur y Neha Baryah, de la Panjab University, Tanuj Panchan, del Kasturba Medical College, y RK Singh, del J.N.M. Medical College, sobre los distintos métodos de análisis del sexo de un cuerpo utilizados en antropología forense.

La antropología forense afronta la identificación de restos humanos en contextos legales, siendo la aplicación de esta ciencia al contexto legal. La necesidad de identificación encuentra su origen en la presencia de desastres naturales o artificiales, donde los cuerpos de las víctimas son altamente descompuestos, desmembrados o mutilados más allá de todo reconocimiento posible.

La identificación en la antropología forense se divide a su vez en un procedimiento de dos pasos, que incluye el análisis global y el análisis de los rasgos puntuales. Es en el análisis global donde se identifican rasgos como la edad, el sexo, la estatura y otras muchas variables que servirán como clave importante para la identificación forense.

La estimación de sexo es quizá el paso integral más importante para establecer un perfil biológico durante el escrutinio de los restos oseos del individuo. Una estimación precisa del sexo es vital para la estimación de la edad, genealogía o estatura del individuo, debido a que un distinto sexo modifica los patrones de edad y crecimiento bajo los cuáles se realiza el estudio morfológico. Existen, sin embargo, multitud de métodos que han sido originados en los últimos años para poder determinar el sexo del individuo, que a su vez pueden dividirse (de forma general) en dos grandes grupos (morfológicos y métricos) y en otros grupos menores. También existe un tercer gran grupo, la metodología molecular, pero esta práctica (aunque con un mayor grado de confiabilidad) suelen ser complicados, invasivos y muy caros (tanto en tiempo como en recursos).

En esta investigación, los autores clasificaron los distintos métodos de estimación del sexo en antropología forense, para posteriormente analizarlos y determinar cuáles de ellos resultan más útiles.

  • Métodos morfológicos: esta metodología se apoya en el análisis visual de los rasgos sexuales dismórficos, dando resultados rápidos y válidos. Ciertos rasgos determinantes del sexo, por ejemplo, solo pueden ser analizados morfológicamente. Sin embargo, estos rasgos se encuentran altamente influidos por el nivel de subjetividad, siendo más fiables cuanto más intactos se encuentran los huesos.
  • Métodos métricos: se basan en las diferencias de la dimensión de los cuerpos de hombres y mujeres, utilizando diferentes métodos estadísticos que pueden ser utilizados para determinar el sexo de los individuos. Los resultados numéricos obtenidos son fáciles de analizar e interpretar, pero su fiabilidad depende de la precisión del método estadístico utilizado.
  • Métodos que utilizan radiografías digitales: los investigadores han observado que la osteología forense produce resultados tan precisos como otros estudios osteométricos, llegando incluso a tener una precisión todavía mayor al utilizar métodos virtuales o radiografías digitales. Pueden ser especialmente útiles en casos de semi-descomposición.
  • Métodos que utilizan tomografía computerizada o resonancia magnética: se trata de métodos no invasivos que proporcionan resultados muy precisos. Pese a que se trata de métodos más caros de utilizar, aportan resultados altamente concluyentes en la determinación del sexo de los individuos.
  • Métodos geométricos-morfométricos: es un método relativamente nuevo consistente en la cuantificación morfológica de las estructuras rígidas con relieves que suelen ser ignorados por métodos tradicionales. Permiten un análisis morfológico más detallado, evitando la pérdida de datos. Su mayor problema, sin embargo, es que implica una gran cantidad de tiempo para su utilización, así como un número de marcadores limitado.
  • Método de diagnosis probabilística sexual: es un método métrico basado en bases de datos de distintas poblaciones de referencia, que analiza las diferencias en los huesos de la cadera.
  • Métodos moleculares: una preservación pobre o la pérdida de elementos esqueléticos provocan que en ocasiones los métodos de diagnóstico morfológicos o morfométricos no sean aplicables. En estas situaciones, los investigadores acuden a los métodos moleculares, analizando así el ADN de los individuos en los casos en los que el esqueleto se encuentra muy degradado.

Por último, ¿qué opinan los autores sobre las distintas metodologías de análisis del sexo de los restos? En realidad, todos coinciden en que la precisión de los métodos depende de la preservación y estado del cuerpo analizado. Los métodos morfológicos son más simples se hacer pero más complejos de juzgar, dado que hay que tener en cuenta elementos como la nutrición, ocupación, genealogía u orígenes geográficos. Por su parte, aunque los métodos métricos tradicionales aportan datos más objetivos, provocan discrepancias entre los observadores si los marcadores no están bien definidos.

En la actualidad, para defender los resultados hallados en un análisis, un antropólogo forense hará uso preferentemente de una combinación de ambos métodos: morfológicos y métricos. El resto de métodos tienden a ser más caros de realizar, no tienen en cuenta la varianza entre poblaciones, etc. Especialmente interesante, sin embargo, es el método de análisis de los huesos de la cadera de los individuos. Finalmente, los métodos moleculares, aunque altamente sofisticados, suelen ser caros, muy invasivos y complejos de realizar, aunque pueden son utilizados en casos en los cuáles los otros métodos son imposibles de utilizar.