Estimados suscriptores y seguidores del Club de las Ciencias Forenses, en esta ocasión les presentamos un resumen del artículo “Prediction of Biological Profile from Foot Dimensions”, de los autores Abdullahi Suleiman y Adamu A. Rufa (Colegio de ciencias médicas de Nigeria) y Adamu Ahmad y Abubakar Tijjani (Hospital pediátrico Hasiya Bayero), que exponen si el peso corporal y la altura del arco del pie pueden afectar a la precisión en el estudio forense de las huellas del pie para obtener perfiles biológicos.

El estudio del pie humano y sus impresiones tiene innumerables implicaciones en la práctica médico-legal y forense, ya que en ocasiones los expertos forenses no se enfrentan con nada más que una huella de pie para determinar el perfil biológico de una víctima (de hecho, la tarea principal de un podólogo forense es contribuir al establecimiento de la identidad personal a través de un examen cuidadoso de una huella de pie). El pie y sus impresiones son exclusivas de un individuo y se sabe que sus dimensiones son confiables en la predicción del perfil biológico. Un número significativo de ecuaciones de regresión para la predicción del perfil biológico se derivan de las dimensiones del pie en sujetos vivos. Con respecto al peso aplicado al pie, los arcos del pie pueden deformarse y revertirse a la alineación normal, cambiando la forma y el tamaño del pie. Las deformidades de esos arcos también pueden afectar las dimensiones del pie. Sin embargo, desde una perspectiva forense, hay muy pocas investigaciones que traten el efecto del peso corporal y la altura del arco en las dimensiones del pie o su efecto sobre la precisión de la predicción del perfil biológico. Este estudio discute brevemente la implicación forense del pie y el efecto del peso corporal y la altura del arco sobre la precisión de las ecuaciones de regresión derivadas del sujeto que soporta peso, así como de los sujetos con deformidades del arco.

Como ya sabemos, al ser el pie la parte más distal del cuerpo, es la parte de unión y presión entre el suelo y el cuerpo, y por tanto el sitio donde se aplican fuerzas externas al cuerpo. Por ello, el tamaño y la forma del pie se modifican durante el levantamiento de peso en comparación con el pie que no lleva peso, modificándose así la huella impresa. Además, el peso corporal del individuo parado comprime el pie y lo presiona contra el suelo, mientras que en posición acostada, no actúa sobre el pie, por lo que las dimensiones del pie serán diferentes según la posición. Por lo tanto, el profesional forense debe tener en cuenta los cambios que se producen en cuanto al soporte de peso del pie.

La medición de la longitud real del pie también puede estar sesgada por las deformidades del pie, como los “dedos en garra” y el “hallux valgus” (la deformidad que conocemos todos como “juanete”). Los “dedos en garra” a veces se encuentran en individuos con el pie arqueado, mientras que el “hallux valgus” se encuentra en individuos con un pie arqueado bajo mucho más a menudo. En el caso de los “hallux valgus”, el pie puede aparecer como más largo de lo normal, mientras que en los casos de “dedos en garra”, las cabezas del metatarsiano se deprimen más y la fascia plantar se aprieta aún más, por lo que el arco se vuelve más alto y por lo tanto, se reduce la longitud del pie.

Además de esto, es conocido que tanto la longitud del pie como la altura del arco tienden a aumentar con el aumento de la edad. De hecho, el crecimiento del pie está en sincronía con el cuerpo como un todo, ya que la estatura humana es un complejo anatómico de dimensiones lineales, por lo que la relación entre la altura del escafoides y la estatura puede considerarse como parte del proceso de crecimiento normal, donde las diversas partes del cuerpo aumentan proporcionalmente. Desde el punto de vista estadístico, sin embargo, se puede entender que debido a la correlación positiva que existe entre la estatura y la altura del escafoides, un aumento en la altura del escafoides resulta en un aumento en la altura y estatura del arco también. Sin embargo, es esta la hipótesis que tenemos que tomar con especial precaución, ya que en el caso de individuos con pies de arco bajo, la longitud del pie aumentará anormalmente mientras que la estatura permanecerá normal, y en el caso de individuos con pies de arco alto, la altura del arco habrá aumentado anormalmente y la longitud de pie habrá disminuido mientras que la estatura del individuo permanecerá normal.

Se concluye por tanto que tanto el peso corporal como la posición y las deformidades del arco pueden afectar a la precisión en el estudio forense del pie y sus huellas, siendo por tanto estos aspectos (peso, posición y posibles deformidades) factores que el forense debe de tener en cuenta al calcular las dimensiones del pie.