Estimados suscriptores y seguidores del Club de las Ciencias Forenses, en esta ocasión les presentamos un resumen del artículo “Trait Anger, Physical Aggression, and Violent Offending in Antisocial and Borderline Personality Disorders”, de los autores Nathan J. Kolla, Jeffrey H. Meyer, R. Michael Bagby, y Amanda Brijmohan, que investigan si existen diferencias entre los rasgos de ira y hostilidad asociados a agresiones físicas y violentas en sujetos con trastornos de personalidad límite y antisociales y en sujetos clínicamente sanos.

El trastorno de personalidad antisocial y el trastorno de personalidad límite son condiciones comunes en entornos forenses que presentan altas tasas de violencia. Los rasgos del modelo de “BIG FIVE” de neuroticismo y amabilidad han mostrado una relación con la agresión física en muestras no clínicas y psiquiátricas generales (la agresión humana es un fenómeno de comportamiento al menos parcialmente impulsado por las características de la personalidad del individuo). Recordamos que el modelo BIG FIVE es un patrón en el estudio de la personalidad que examina la estructura de ésta a partir de cinco elementos amplios o rasgos de personalidad: Neuroticismo, Responsabilidad, Extraversión, Apertura a la experiencia y Amabilidad. Así, se sabe que los niveles altos de neuroticismo y bajos de amabilidad están vinculados a la agresión física en casos no clínicos.

El objetivo de la investigación que presentamos en este artículo fue comprobar la vinculación existente entre estos rasgos de personalidad y los actos de violencia y agresión en casos de personalidad antisocial y trastorno de personalidad límite. Así, esta investigación cuenta con la  hipótesis de que los rasgos de personalidad del neuroticismo y la amabilidad vinculados a la agresión física en casos no clínicos, también están vinculados a la agresión física en los casos clínicos de personalidad antisocial y de trastornos de personalidad límite.

Para realizar la investigación (aprobada por la Junta de Ética en Investigación para Sujetos Humanos en el Centro de Adicción y Salud Mental de Toronto, Canadá), cada participante dio su consentimiento por escrito después de que explicarles los procedimientos del estudio. Un total de 71 sujetos participaron en el estudio: 20 hombres con trastorno antisocial, 27 mujeres con trastorno de personalidad límite y 24 controles sanos. Todos los participantes eran no fumadores y proporcionaron pruebas negativas de toxicidad en orina para sustancias ilícitas.

Todas las mediciones se hicieron usando el método NEO PI-R. El NEO PI-R es una medida autoevaluativa extensamente validada y confiable de la personalidad adulta que se basa en el BIG FIVE y proporciona puntajes dimensionales basados en pruebas de referencia normativa para el calculo de los rasgos de personalidad, capturando características de personalidad normales y anormales. Se evaluaron específicamente los rasgos de personalidad con apoyo empírico relativos a la agresión o violencia. Estos incluyen rasgos relacionados con neuroticismo (ira / hostilidad, ansiedad, impulsividad, autoconciencia) y rasgos indexados por la dimensión de amabilidad (ternura, cumplimiento y altruismo). Todos los sujetos completaron el NEO PI-R.

También se usó el “Aggression Questionnaire” (AQ). Se trata de un cuestionario ampliamente utilizado que evalúa la agresión, la hostilidad y la ira. La subescala de agresión física incluye nueve elementos que indexan comportamientos relacionados con la violencia física hacia otros y la destrucción de la propiedad. Todos los sujetos completaron la subescala de agresión física del AQ.

Además de realizar NEO PI-R y AQ, todos los participantes realizaron el “Wechsler Test of Adult Reading – Revised”, útil para proporcionar una estimación del CI total.

Los resultados de la investigación fueron los siguientes:

Como se esperaba, el grupo de trastorno de la personalidad exhibió mayores tasas de enfermedad psiquiátrica comórbida, y los resultados se vincularon a rasgos superiores relativos a la agresión física, presentando niveles más altos de ira / hostilidad, ansiedad, impulsividad y autoconciencia; y niveles de responsabilidad más bajos. El hallazgo principal del estudio es que el rasgo de ira / hostilidad predijo la agresión física en una muestra clínica de sujetos con trastorno de personalidad antisocial y trastorno de personalidad límite. Aunque esta investigación muestreó una gama de rasgos de personalidad empíricamente relacionados con el comportamiento agresivo, el rasgo de ira / hostilidad surgió como el único predictor de la agresión física. Estos resultados son importantes para comprender la relación entre los rasgos de personalidad inadaptados y la agresión física en los sujetos con trastorno de la personalidad y para explorar la utilidad clínica de la evaluación de la personalidad como un componente de la evaluación general del riesgo.

Los psiquiatras y psicólogos forenses son llamados regularmente para ofrecer evaluaciones del riesgo de violencia futura. Aunque algunos enfoques de juicio profesional estructurados para la evaluación de riesgos guían a los evaluadores a considerar rasgos de personalidad desadaptativos relevantes para la ira, estas herramientas no proporcionan una medida del funcionamiento de la personalidad en términos cuantitativos, y en este estudio se muestra como los participantes con trastorno de personalidad antisocial presentan una medida continua en el rasgo de ira / hostilidad que fue capaz de predecir el número de condenas violentas, por lo que son datos importantes teniendo en cuenta además que los inventarios de personalidad utilizados para realizar estas mediciones son inventarios económicos y fáciles de administrar que podrían proporcionar información suplementaria a los enfoques de evaluación de riesgos clínicos existentes.