Category

Criminologia

Category

Amigos del Club de Ciencias Forenses, esta semana presentamos el artículo “The emotional déficits associated with the Dark Triad traits: Cognitive empathy, affective empathy and alexithymia” de Jonason, P. K. y Krause, L. (2013), en el que los autores hacen una investigación acerca de cuáles son los déficits emocionales asociados con la famosa Tríada Oscura.

Maquiavelismo, narcisismo y psicopatía han sido identificados repetidamente en la literatura desde hace años como rasgos de personalidad aversivos. Tal es su poder negativo que forman la llamada Tríada Oscura, que tanto nos atrae.

El narcisismo está caracterizado por la superioridad y el dominio; el maquiavelismo, con la manipulación y el encanto social; la psicopatía, por último, se relaciona con las actitudes sociales insensibles o la impulsividad.

Desde hace unos años, se le ha prestado atención a la idea de que deficiencias emocionales como la ausencia de empatía pueden ser factores que subyacen a estos rasgos de personalidad.

Pero no sólo se ha relacionado con la Tríada Oscura la carencia de empatía, sino también la existencia de la alexitimia. Es decir, la incapacidad para describir y comprender las propias emociones.

A pesar de que estos dos déficits emocionales podrían estar relacionados, no se han estudiado simultáneamente hasta esta investigación.

¿Cómo podrían relacionarse? Los autores proponen la idea de que la capacidad de identificar o comprender las propias emociones (alexitimia) puede estar vinculada a la capacidad de identificar o comprender los sentimientos de los demás.

Es decir, la habilidad de ponerse en el lugar de otra persona (empatía) puede estar respaldada por la capacidad de tener primero conocimiento de los sentimientos propios.

Los psicólogos evolucionistas argumentan que los rasgos y disposiciones como la Tríada Oscura o la empatía limitada, podrían ser positivos para la adaptación de las personas siempre que les ofrezcan un mayor acceso a recursos.

Podrían, en realidad, proporcionar una ventaja competitiva al facilitar los comportamientos asociados con el logro de metas que requieren la explotación de los demás. ¿Cómo? Por ejemplo, a través del desprecio por los propios sentimientos o por los de los demás.

Con la alexitimia también podría ocurrir lo mismo. Esta perspectiva sugiere que puede ser adaptativa en el sentido de que podría facilitar la estrategia social explotadora que a menudo se vincula con la Tríada Oscura.

Para el estudio de los déficits emocionales de la Tríada Oscura y corroborar, o no, la literatura previa, los autores llevan a cabo un estudio con 320 voluntarios.

Se les pidió que puntuasen unas frases en función de si estaban de acuerdo o no con ellas, en una escala del 1 al 5. Estas frases se utilizarían para evaluar su narcisismo, psicopatía y maquiavelismo.

Se evaluaron también sus niveles de alexitimia y empatía con tests especialmente desarrollados para ello por especialistas del área.

Los resultados obtenidos fueron interesantes, y en la línea de lo que los autores hipotetizaron desde el principio.

Parece ser que tener bajos niveles de empatía y una capacidad o motivación limitadas para comunicar las propias emociones, facilita la estrategia social antagónica que aparece en los rasgos de la Tríada Oscura.

De hecho, pasar demasiado tiempo preocupado por los sentimientos propios o de los demás, sería un obstáculo para alguien que persigue una estrategia de vida típica de la Tríada Oscura. Estarían, por tanto, más enfocados en obtener lo que quieren del mundo externo que examinando su mundo interno.

Una de las limitaciones que los autores señalan en este estudio, es que había un gran desequilibrio en el número de hombres y mujeres. Consideran que en próximas investigaciones se debe intentar igualar el número e investigar en profundidad si existen diferencias entre unos y otros.

Comentan que, como conclusión, una baja empatía y una alta alexitimia pueden ser ventajosas evolutivamente para aquellos que poseen los rasgos de la Tríada Oscura y pretenden vivir la vida siguiéndolos (también se refieren a esto como “estrategia de vida rápida”).

Considerando estos rasgos como evolutivamente positivos, se conseguiría una despatologización de estos, de forma que no requerirían tratamiento, sino posiblemente, sólo una reconducción.

Si quieres saber más sobre Criminología, Perfilación Criminal y el ámbito de las Ciencias Forenses no te pierdas nuestro Máster de Criminal Profiling, nuestro curso en Criminal Profiling o nuestro Experto Universitario en Investigación Criminológica, programa 100% online y certificado por la Universidad a Distancia de Madrid, con becas especiales para lectores del Club de Ciencias Forenses.

Club de Ciencias Forenses