AP6Y6P Smile

Estimados suscriptores y seguidores del Club de las Ciencias Forenses, esta semana les ofrecemos un resumen del artículo “Enamel Shade: A Bright Future in Age Estimation”, del autor Rashmi Metgud, del departamento de patología Oral y maxilofacial del Pacific Dental College & Hospital de Rajasthan, India. En él se investiga la utilidad del color del esmalte dental para determinar la edad de un individuo.

Las células en los nervios y las raíces de los dientes no dañados poseen contenido biológico (ADN) de los individuos. Incluso los fragmentos de dientes permiten a los investigadores determinar el código genético de los individuos mediante pruebas forenses. El sexo del individuo, por ejemplo, puede ser determinado en base a la presencia o ausencia del cromosoma Y en el perfil genético del diente.

La estimación de la edad puede ser llevada a cabo mediante diversos parámetros, siendo algunos de ellos el parámetro radiológico del diente, la morfología del mismo, e incluso el color. Precisamente sobre la estimación de la edad, un gran volumen de investigaciones han sido publicadas en el campo de la odontología forense. Esta investigación propone realizar una nueva investigación,  con el fin de evaluar cómo funciona la correlación entre el color del esmalte dental y la edad cronológica, con el fin de confirmar la posibilidad de predecir la edad en base al color de los dientes.

Para poder llevarlo a cabo, se solicitó a un total de 150 sujetos que visitasen el departamento de odontología del hospital, dividiéndolos en cinco grupos con 30 miembros cada uno (en función de la edad de los distintos individuos). Se tuvo en cuenta, entre otras cosas, que los individuos tuvieran una dentadura “sana” y que no fumaran o mascaran tabaco, para evitar encontrar problemas que sesgaran los resultados. El tono de los dientes fue evaluado con una guía clásica VITA de color, siempre teniendo una adecuada luz a la hora de tomar la medición. Posteriormente, los datos fueron introducidos en el Excel y exportados al programa estadístico SPSS, realizando una ecuación de regresión lineal y un test Chi-cuadrado.

Los resultados indican que la alteración del color de los dientes, debido a la degeneración a lo largo del tiempo, son un indicador único del crecimiento a lo largo del tiempo. Así, en la población más joven el color del esmalte dental suele ser más brillante y menos amarillento, mientras que al hacerse cada vez más mayores, los dientes adquieren una tonalidad amarillo grisácea. Ciertos factores que pueden afectar al cambio del color pueden ser los cambios fisiológicos, el estilo de vida del individuo, el consumo de distintas sustancias, la logalización geográfica, etc.

En conclusión, y dado que los dientes son menos afectados por las condiciones ambientales en las primeras semanas de la muerte respecto a otros órganos, evaluar el color de los dientes pueden mostrar una gran utilidad a la hora de determinar la edad del individuo. El autor termina indicando que nuevas investigaciones deberán estar dirigidas a establecer una base de datos sobre el color de los dientes con las cuales afianzar más el procedimiento de investigación forense.