Estimados suscriptores y seguidores del Club de las Ciencias Forenses, en esta ocasión les presentamos un resumen del artículo “Perpetration of violence against intimate partners: health care implications from global data”, de Jacquelyn Campbell, Lorna Martín y Naeemah Abrahams, que explican la importancia de ser capaz de identificar a los perpetradores según los factores de riesgo que pueden encontrarse en los centros de salud.

La violencia de la pareja íntima es un fenómeno mundial generalizado que genera graves problemas de salud para las mujeres y los niños.En consecuencia, ha habido muchas recomendaciones para identificar e intervenir a las víctimas en el sistema de atención de la salud, pero por el contrario, aún no se han establecido protocolos para identificar a los perpetradores. Esta brecha puede ser particularmente importante dado que al menos 20% de los hombres abusivos en una muestra se han visto en el sistema de salud mental antes de matar a sus cónyuges y luego a sí mismos. Uno de los estudios que han tratado este tema es el que resumimos en esta entrada. Este estudio, basado en datos del Estudio de estrés y salud de Sudáfrica, ayuda a identificar las características de los perpetradores de violencia de pareja y refuerza la importancia de la exposición a la violencia infantil como un factor de riesgo, como se encuentra en diferentes estudios criminológicos.

Medir la exposición a la violencia comunitaria y estructural (por ejemplo, guerra, situaciones de refugiados) es una adición importante a los estudios sobre la perpetración de la violencia infligida por la pareja. Sin embargo, la encuesta en la cual se basó el presente estudio no midió las experiencias directas de violencia comunitaria; en cambio, a los encuestados se les pidió que estimaran el nivel de delincuencia en sus propias áreas. La investigación ha indicado que el trastorno por estrés postraumático no resuelto entre los veteranos que regresan del conflicto de Vietnam provocó un aumento de la violencia hacia sus esposas e hijos. Este hallazgo tiene implicaciones importantes tanto para Canadá como para Estados Unidos, cuyos veteranos regresan de conflictos actuales en el extranjero. Además, se requiere un mayor trabajo entre las poblaciones de refugiados inmigrantes para identificar la necesidad de tratar el trastorno de estrés postraumático y para abordar el potencial de violencia de la pareja durante dicho tratamiento.

El estudio se realizó en colaboración interdisciplinaria internacional. Estas colaboraciones son cruciales para aprender sobre cuestiones de salud que son específicas de los países de bajos y medianos ingresos, pero que también tienen relevancia mundial. Por ejemplo, el uso de violencia física y sexual por parte de los hombres hacia sus parejas íntimas está contribuyendo a la epidemia de VIH en Sudáfrica y en el mundo. Las colaboraciones internacionales también han ilustrado la importancia de las intervenciones para abordar la violencia de pareja desde una perspectiva comunitaria o estructural. En Sudáfrica, un enfoque involucra la provisión de microcrédito a las mujeres, junto con una intervención dirigida a cambiar las normas comunitarias; otro trabaja directamente con hombres jóvenes para cambiar sus actitudes y comportamientos relacionados con la violencia de pareja, así como para prevenir el VIH.

Las implicaciones más importantes del estudio y otras investigaciones sobre la violencia infligida por la pareja íntima son que el sistema de atención de la salud debe involucrarse para abordar este problema generalizado. Los planes de estudios médicos y de enfermería deben cubrir la violencia de la pareja y sus consecuencias para la salud, proporcionando información clínica basada en evidencia sobre cómo evaluar a las mujeres para su victimización y fomentar un mayor uso de las ciencias forenses y la exposición a la práctica forense clínica. Los planes de estudios deben incluir información detallada sobre la traumatología y la identificación de heridas, para permitir a los profesionales identificar y documentar adecuadamente las lesiones, así como para desarrollar la capacidad de ofrecer opiniones sobre su naturaleza y causalidad. Los médicos también deben comenzar a desarrollar preguntas de evaluación para identificar a los autores, lo que permite una evaluación adecuada de las propiedades psicométricas, pero también presta atención a cualquier amenaza potencial a la seguridad de sus parejas que pueda derivarse de dicha evaluación.