clubforenses.com

clubforenses.com

Lobos solitarios: el perfil de un terrorista independiente (III). Club de las Ciencias Forenses.

, Lobos solitarios: el perfil de un terrorista independiente (III). Club de las Ciencias Forenses.

Estimados suscriptores y seguidores del Club de Ciencias Forenses, en esta ocasión les proponemos un resumen del artículo “Bombing Alone: Tracing the Motivations and Antecedent Behaviors of Lone-Actor Terrorists”, de los autores Paul Gill, de la University college of London, John Horgan, de la University of Massachusetts, y Paige Deckert, de la Pennsylvania State University, que analiza las motivaciones, el perfil y las conductas de los conocidos como terroristas solitarios o “lobos” solitarios. Este artículo se divide en tres partes, de las cuáles en esta tercera y última parte estudiaremos las diferencias a nivel conductual entre los diversos subtipos de lobo solitario.

  • Comparación por ideología: las tres ideologías más comunes entre los terroristas solitarios estudiados fueron las de extrema derecha, las relacionadas con temas aislados (derechos animales, antiabortistas, etc.), y las relacionadas con la ideología de Al-Qaeda.

Relacionados con al-Qaeda: los individuos con esta ideología eran de media 10 años más jóvenes que los de los otros dos grupos. También resultaron tener más nivel académico que los otros grupos (muchos de ellos tenían experiencia o una carrera en la universidad). A su vez, habían cometido menos actos delictivos pasados, y apenas tenían experiencia en prisión. Dada su ideología, no es de extrañar que la mayoría fueran conversos, así como que justificasen sus actos a través de la religión o de sus líderes.

En su mayoría, todos aprendían a través de internet sus métodos. Adquirían su ideología mientras vivían lejos de su hogar, y mantenían contactos con el grupo terrorista base. Era menos común que vivieran en Estados Unidos, respecto a otros grupos. En pocas ocasiones sus actos tenían éxito, y rara vez se unían a grupos o movimientos sociales.

Relacionados con extrema derecha: comparado con los otros grupos, tenían menos experiencia a nivel académico. A su vez, trabajaban mucho menos, rara vez eran conversos religiosos y no estaban viviendo lejos de su hogar al adquirir su ideología extremista. En muchas ocasiones estaban empleados en la construcción al llevar a cabo sus actos terroristas, mientras vivían en ciudades pequeñas. También era común que se unieran a grupos sociales antes de la acción terrorista. Obtenían con mayor frecuencia el material por sí mismos para sus ataques. Además, rara vez demostraban a la gente de su alrededor su ideología, o buscaban legitimización en figuras de autoridad.

Relacionados con temáticas aisladas: comparativamente con otros grupos, tenían una mayor tendencia a ser parte de una relación (muchas de sus parejas se relacionaban con el activismo político), tener hijos, vivir en Estados Unidos o haber estado en prisión previamente. Más de la mitad tenían un historial de enfermedades mentales. No solían aprender a través de internet, y siempre trataban de avisar antes de cometer un acto, aunque apenas avisaban a otros durante la planificación del mismo.

En el resto de variables, apenas hubo diferencias entre los grupos.

  • Comparación por conexión a una red: para esta investigación resultó interesante comparar la conexión de los lobos solitarios y una red mayor de activistas. Comparado con los terroristas que actuaban en pareja, y aquellos con dirección y control sobre sí mismos, los individuos sin conexiones tenían mayor experiencia militar, convicciones criminales, vivían en Estados Unidos, y tenían ideología de extrema derecha o relacionada con temáticas aisladas. A su vez, se encontraban socialmente más aislados, y tenían normalmente un historial de enfermedades mentales. Por otro lado, comparado con otros grupos, apenas aprendían a través de las redes virtuales, no solían incrementar su religiosidad antes del evento, no se unían a grupos sociales de presión, no intentaban reclutar a otros individuos,  y no tenían conocidos y familiares en el mundo del crimen.Como es de esperar, a su vez, tenían menos contacto con redes mayores o ayudantes para llevar a cabo sus actos. Por último, sus actos resultaban significativamente más exitosos que los de otros grupos.

    Las parejas aisladas apenas mostraron diferencias con otros grupos. Los elementos reseñables fueron que muchos tenían un doctorado, tenían a intentar reclutar a otros individuos, y recibieron menos entrenamiento práctico.

  • Comparación por éxitos o fracasos: aquellos terroristas que tuvieron éxito en sus ataques apenas mantenían relaciones con redes de contactos, y apenas trataban de reclutar a otros individuos. Apenas aprendían a través de las redes sociales, no tenían manuales de fabricación de bombas y apenas consumían propaganda relacionadas con otros lobos solitarios o grupos. Sin embargo, la mayoría tenía experiencia universitaria, se encontraban socialmente aislados, tenían un historial de enfermedad mental o habían sido rechazados de grupos o movimientos mayores.

1 Comentario

  1. en mi país las acciones terrorista, son ejecutadas por personal integrante de grupos alzados en armas, que entrenan a personas para que ejecuten esta clase de actos delictivos, los lobos solitarios no han salido a la luz pública, pero en algunas manifestaciones aparecen algunos, quienes impulsados por las emociones y los agitadores de las protestan sacan toda su ira y realizan diferentes modalidades de terrorismo.
    además no comporto que los medios de comunicación y algunas personas se expresen ante hechos terrorista con la palabra de ATENTADO, si por el contrario son acciones terrorista que reúnen un intercriminis para su ejecución y siempre causan lesiones o daños en personas o bienes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lobos solitarios: el perfil de un terrorista independiente (…

por Francisco Javier Torregrosa López Tiempo de lectura: 3 min